PARACAÍDAS

January 17, 2020

Las batallas intestinas de Morena en Colima

 

 

 

Las últimas semanas han sido marcadas por un tsunami de escándalos propiciados por los actores políticos más visibles de Morena. En un momento en el que todo debería ser unión y proyecto común, los morenistas (y aclaro que cuando digo morenistas incluyo también a los aliados del PT y del PES que usan la marca lopezobradorista para ejercer su actividad política) han decidido darse hasta con la cubeta. Mal, pues lo único que harán será pulverizar el proyecto de nación que impulsa el presidente de la República y, como consecuencia, desbarrancar su atractivo electoral para 2021, pues demostrarán simplemente que no sólo son más de lo mismo sino que incluso son, de ese más de lo mismo, su peor parte.

 

Lo primero que les ha venido reventando en las manos a los morenistas es su superdelegada Indira Vizcaíno, quien ha estado envuelta en escándalos que van desde asuntos personales (como aquella foto tomada de la mano con el diputado local Rogelio Rueda en un restorán de la Ciudad de México) hasta sus acusaciones de malversar fondos de los programas sociales y de cometer actos de corrupción con el asunto de los terrenos de Altozano. Si bien hay que reconocer que la superdelegada es aguerrida y ha sabido sobreponerse a las metrallas que han lanzado en su contra, lo cierto es que en su línea de flotación sí han causado mella y eso, por más encuestas a favor con las que ahora pretenden arroparla, se notará en el momento de las definiciones.

 

Por otro lado están los diputados morenistas en el Congreso local, en especial el más protagónico de ellos: Vladimir Parra, cuyas ansias inmensurables de poder lo están llevando a destruir un proyecto legislativo propositivo, el cual está quedando marcado por la mera grilla política entre sus cofrades. El pleito entre él y el diputado Memo Toscano relacionado con quién va a llevar la voz cantante en el Congreso es una muestra clara de la falta de oficio político de Parra Barragán y, por tanto, de lo poco que le importa realmente el bienestar ciudadano. No tengo memoria de una legislatura peor que ésta, y esto se lo debemos a estos diputados que llegaron al recinto legislativo sin tener idea siquiera de lo que era una norma jurídica.

 

Finalmente, está el desencuentro que generó la asamblea de próximo partido político de nombre Fuerza Social, una rama supuesta del lopezobradorismo pero igualmente embadurnada de todo un poco y que avanza en todas direcciones, pero que creo una gresca entre el presidente  morenista Sergio Jiménez Bojado y la senadora Gricelda Valencia, quien fue señalada por el primero de traicionar al partido que representa al participar en la asamblea de Fuerza Social, acusación a la cual la senadora Valencia respondió también con amenazas de denunciar a su dirigente de acusarla sin fundamento. Los ánimos, pues, al interior de Morena están caldeados y tal parece que si no interviene una fuerza mayor que ponga orden y de dirección al proyecto de Morena en lo local, no llegará ninguno vivo a finales de este año, sobre todo aquellos que son candidatos prospectos para la candidatura a la gubernatura, como lo es la propia Indira Vizcaíno y Gricelda Valencia. Los que deben estarse frotando las manos son el resto de los partidos políticos, incluso el partido en el poder, pues saben que entre más lo haga mal Morena, más posibilidad tienen de sacar ellos la cabeza en las próximas elecciones y de, mínimamente, recuperar todo lo perdido.

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

CONVERSATORIO POLÍTICO

July 7, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo